Beneficios de un sistema de riego automático

Instalar un sistema de riego solar automático no es una tarea sencilla. Por ello, Akesol.es cuenta con profesionales completamente cualificados para diseñar, instalar y mantener su sistema de riego automático completamente personalizado y adaptado a sus necesidades.

¿Qué es un sistema de riego automático?

Un sistema de riego automatizado tiene la función de suministrar agua a nuestro jardín de manera controlada, generalmente por medio de sistema de aspersión, goteo, o ambas opciones. Normalmente colocaremos una serie de tubos en fila cerca de los tallos de las plantas y mediante los goteros que incluyen dichos tubos, el agua irá saliendo gota a gota el tiempo que lo programemos.

En este post destacamos, especialmente, los beneficios que proporciona instalar un sistema de riego automático, pues su única desventaja podría ser el coste inicial que puede suponer la instalación:

Ahorro importante de agua, haciendo un uso sostenible y eficiente de ésta. Ahorras muchísimo tiempo, ya que no necesitas estar presente mientras se realiza el riego. Los sistemas de riego cuentan con programadores, los cuales pueden ser programados para realizar el riego cuando consideres oportuno. Por ejemplo, mientras duermes; sin preocuparte absolutamente por nada. Éstos son fiables y muy fáciles de programar. ¡No tienes excusa! Se puede aplicar fertilizantes en el sistema de riego para asegurarnos, por ejemplo, de que en todas las áreas se recibe la misma cantidad. Al mismo tiempo, combatimos y prevenimos plagas y enfermedades.

Tu riego será equilibrado, es decir, no tendrás que preocuparte de haber regado mucho más unas zonas que otras. Conseguirás un jardín realmente atractivo, por lo que el aspecto exterior de tu vivienda será mucho más agradable y el valor de tasación de ésta, si te decides a vender ,será mucho mayor. Los sistemas de riego automático no tienen límites, pueden llegar a regar extensas zonas de terreno con el uso de elementos como son las turbinas.

Asimismo, el uso de difusores nos facilitará mucho la tarea en muchas ocasiones. Para una eficacia máxima del empleo del agua, podrás usar una especie de rotador, el cual ofrece múltiples chorros de agua giratorios a un ritmo lento. El rotador puede llegar a disminuir el empleo del agua en un 30%. Podrás hacer uso de sensores climáticos. Éstos te proporcionaran información del clima reaccionando a las condiciones climáticas locales. Por ejemplo, puedes tener un sensor de lluvia y evitar que el riego se dé mientras está lloviendo.

Además, existen sensores más avanzados que calculan el programa de riego acertado según las condiciones climáticas. Con un sensor, sin duda, reducirás considerablemente la factura del agua; ahorrando así muchos litros de agua. Con un sistema de riego por goteo, la tierra conserva un nivel adecuado de humedad siempre. Al no mojarse las partas altas de las plantas, evitamos que éstas se quemen con el sol por la humedad. Podemos irnos de vacaciones sin ningún miedo en que nuestras plantaciones se van a echar a perder, ya que podemos controlarlo desde nuestro dispositivo móvil y programar cómo queremos que sea en cada momento el riego.

El coste de instalación es compensado con las futuras facturas de consumo de agua.

Consiga un sistema de riego totalmente automatizado con Akesol.es. Optimice el riego de sus cultivos mediante la instalación de electroválvulas, con las que podrá programar los cambios de postura en función de los parámetros deseados o de las necesidades del momento. No olvide que con la gestión remota podrá decidir el comienzo y finalización del riego, así como el cambio de posturas desde su teléfono móvil.

Por último, no olvide hacer un uso responsable del agua a la hora de usar el sistema de riego automático, pues éste nos va a permitir ahorrar entre un 40% y un 60% de agua mensual.

Espero que este post os haya sido útil y de gran ayuda. Nos vemos en la siguiente publicación.

No hay comentarios.

Agregar comentario

A %d blogueros les gusta esto: